Etiquetas

jueves, 13 de enero de 2011

Una idea poco feliz

Lanús sin política ambiental y la depredación de los pocos espacios verdes que quedan.

Una idea poco feliz

El gran daño que provocan las sendas que se están construyendo en el boulevard de la Av. Remedios de Escalada evidencian la falta de políticas ambientales. El municipio sigue sin reacción ante la destrucción del medio ambiente. Mientras la calidad de vida en Lanús se sigue deteriorando.

Desde hace unos meses se ha comenzado a construir unas sendas pavimentadas sobre las plazoletas ubicadas a lo largo de la Av. Remedios de Escalada. Estas sendas ocupan una gran cantidad del espacio verde de estas plazoletas, ya que rodean a las mismas y otra senda las atraviesa. Pero estas obras parten de una idea poco feliz.
Según datos del último censo, el partido de Lanús es la segunda ciudad más densamente poblada de Argentina, después de la Capital Federal. Con 453.500 habitantes y una superficie de 45 Km2, su densidad de población es de 10.077,8 km2. Estos datos se reflejan, por ejemplo, al ver una fotografía satelital del distrito, donde se observa una gran mancha blanca de edificaciones y casi ningún espacio verde.

Esto es resultado de un déficit importante de arbolado público y de políticas de preservación de espacios verdes, sumado a un crecimiento anárquico de construcciones que, además, colapsan los servicios (energía eléctrica, agua potable, cloacas).

Por eso resulta indignante que los pocos espacios libres de construcción, en vez de protegerlos y aplicar políticas de forestación, se los elimine echándoles cemento encima.
A nivel internacional los últimos planteos urbanísticos privilegian la recuperación y preservación de los espacios verdes. Según las recomendaciones y legislación vigente, las ciudades deben otorgar 10mt2 x hab. para los diferentes usos de espacio verde y recreativo. Lanús debería tener 4.535.000 mts2 libres (o 453,5 hctas., donde 1hcta=1 mzna de 100x100mts). Es evidente que el déficit en espacios verdes es enorme. Y las únicas ideas que salen del ejecutivo municipal son pavimentarlos, en vez de preservarlos y forestarlos debidamente.
Siguiendo con estas tendencias de preservación, varios organismos las hacen respetar. Por ejemplo, las obras públicas financiadas por el Banco Mundial exigen preservar la mayor superficie verde por temas de agua, infiltración, evotranspiración, escurrimiento (para evitar el ascenso de las napas). También las recomendaciones del ACUMAR van el mismo sentido.

Por eso nos preguntamos en que consiste esta intervención, destruyendo la superficie verde para construir sendas de mampostería (peatonales y otros usos) en un espacio que no es el mejor ubicado para ese uso tomando en cuenta la seguridad vial, dado el alto tránsito vehicular por las laterales. Y nos preguntamos cuáles son los motivos para eliminar casi el 50% de esa superficie. Siendo que la Av. R. de Escalada, en ese tramo del boulevard, posee veredas con un ancho aproximado de 5mts o más, lo que permitiría diseñar las sendas sobre ese trazado sin necesidad de afectar las plazoletas.

Solamente puede concebirse esta idea retrograda desde una concepción donde la naturaleza es algo a eliminar o dominar, en función de una supuesta superioridad de la civilizacion, negando lo que hoy es una verdad aceptada mundialmente acerca de los beneficios ambientales, que generan los espacios verdes urbanos. O lo que es aún mucho peor, desde la absoluta ignorancia en todas las cuestiones anteriormente citadas.

¿A quien se le ocurrió intervenir de esta manera en el único espacio verde relativamente conservado del área central de Lanús, en vez de fortalecer su condición de espacio verde urbano, para lo cual hay infinidad de alternativas? Si a esto le sumamos que el 70% de los habitantes no cuenta con cloacas y que este municipio es el más contaminante de la Cuenca Matanza-Riachuelo, estamos ante la evidencia no sólo de una falta de políticas ambientales, sino ante el total desprecio por el medio ambiente y, por ende, por la calidad de la vida humana.

A veces  es mejor no hacer nada que hacer un daño irreparable.

Lic. Vicente Piccirillo.
Espacio Oikos

2 comentarios:

Nestor dijo...

Estoy totalmente de acuerdo que no hay ideas para desarrollar, ni espacios verdes ni espacios recreativos, tampoco es cuestion solamente de ideas tambien falta gente minimamente capacitada. El problema no solo pasa en el centro de la ciudad, en los suburbios los pocos espacios verdes que hay son para acumular basura. El espiritu de Manolo no deja de estar metido en la intendencia, el mismo mal trato hacia los vecinos, el mismo modus operandi, "el vecino debe ser el blanco de las estupidas decisiones de estupidos e ineficientes funcionarios que solamente saben de negociados y como meter personal inepto para todo en planta publica". Es lamentable que la dirigencia municipal no acompañe el proyecto de pais que nos propone CFK, proyecto de cambio y superacion de viejas politicas que lo unico que lograron dejarnos fue una ciudad a la altura de las mas sucias, desorganizadas y corruptas. NDPG

Florencia Di Giovanni Arcuri dijo...

Ahora son las bicisendas, y cuando nos comenzaron a pavimentar las plazas, quien dijo algo? Hace años las sendas de la plaza Sarmiento fueron pavimentadas en su totalidad, el año pasado comenzaron con la Miguel de Güemes (Villa Obrera), como los paños de cemento no cubrian todo el area le agregaron piedritas.
Los espacios verdes del distrito vienen borrandose desde hace años,las politicas públicas implementadas por esta nueva gestión son un paso adelante diez para atras.

Publicar un comentario